Publicado por INTACO: 9 Mayo, 2019 - 15:12

Humectación y contacto

INTACO ha trabajado fuertemente en maximizar la humectación de sus morteros.
La capacidad de humectar que posee un mortero de pega es fundamental. La humectación se relaciona con:
Capacidad de contacto: Un mortero con una consistencia fina y cremosa permite optimizar la adherencia, gracias a que maximiza el área de contacto.
Trabajabilidad: Un mortero liviano y no-chicloso requiere poco esfuerzo para ser mezclado fácil y rápidamente y para que al ser esparcido se formen las estrías correctamente.

En una prueba de humectación, se hace una estimación visual de cuál es la cobertura del mortero.

 

Una buena humectación del mortero permite un óptimo contacto con la placa/pieza. Esto mejora la adherencia del revestimiento con el mortero y reduce la posibilidad de  desprendimiento.

 

Conceptos que se relacionan estrechamente con la humectación:

Tiempo abierto: Se trata del tiempo que permite un mortero para colocar el revestimiento. En esta prueba, se coloca el mortero sobre la superficie y luego de 20 min se coloca la pieza. Luego de 28 días, se realiza una prueba de tensión llamada pull-off. Un mortero con buena humectación aumenta el tiempo abierto y esto contribuye a mejorar la adherencia.
Tiempo de rectificación: Es el tiempo durante el cual el mortero permite acomodar el revestimiento una vez instalado. Una buena humectación también aumenta este tiempo.

 

A continuación, damos algunas técnicas básicas para lograr el mayor contacto.